El maridaje perfecto: café y deporte

Un café antes del entrenamiento sí ayuda al desempeńo, sobre todo si practicas deportes de endurance como el ciclismo o carreras de fondo. La cafeína incrementa los ácidos grasos en el sistema circulatorio, lo que permite que los músculos absorban y quemen esa grasa convirtiéndola en energía con el fin de ahorrar las reservas de carbohidratos para cuando más se necesitan.

Además ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer y la diabetes… como el ejercicio.